EDUCAR EMOCIONALMENTE ES PREPARAR PARA LA VIDA

E-135Otro día más en el Sum explorando emociones con Victoria. Nosotros, además de trabajar en las nuestras, debemos ayudar a nuestros hijos a manejar las suyas.

Nuestro cuerpo, preparado para la alerta aunque ya no viva entre leones, sigue tenso e irritable generación tras generación. Llegar a casa, bajar la guardia, sentirse seguro es fundamental para el niño. Crear un ambiente de confianza en el hogar es nuestro trabajo como padres, para que ellos puedan después integrarse cómodamente en la sociedad.

Un clima que se crea hablando, nombrando, reconociendo, dándose cuenta de lo que cada uno siente. Tenemos que dar nombre a las emociones en casa de manera habitual: “estoy enfadado porque no me has llevado al parque”, “estoy contento porque mañana nos vamos de excursión”, “tengo miedo de que apagues la luz porque me dejas solo.”. Enriquecer su expresión y ayudarlos a conocer la causa de la emoción que sienten. Animarles a que aprendan que la emoción pasa, que se posa como la purpurina en el tarro después de la agitación.

Recurrir a nuestro cuerpo como ayuda. Conectarnos recordando, por ejemplo, el poder de la respiración para el control de aquellas emociones que, sin ser negativas, nos hacen sentir malestar. Os animamos a ver el video “Sólo respira”, que visualizamos en el Sum y nos ayudó a entender cómo los niños agradecen la calma que un par de respiraciones pueden dar a su cuerpo agitado.

Nos queda luchar también porque busquen siempre cómo se siente el otro, que aprendan a leer emociones como aprendieron el alfabeto: “¿Cómo crees que se siente el abuelo tras lo que le has dicho?””¿Por qué crees que está llorando tu hermana?” “¿Crees que papá está hoy contento?”. En nuestra mano, transmitir la empatía como un valor en alza. Porque podemos cambiar muchas cosas con estos pequeños gestos.

Victoria nos habló de los cuentos como herramientas para introducir las emociones en casa. Os dejaremos algunas sugerencias en nuestra siguiente publicación.

RESUMEN “ESCUELA DE EMOCIONES”  Resumen Escuela de Emociones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *